señales para quien quiera verlas

Update 15Oct19. Cita Albert Camus: El mito de Sísifo. (1942) Ed. Alianza Bolsillo

Con excepción de los racionalistas profesionales, hoy desesperamos del verdadero conocimiento. Si hubiera que escribir la única historia significativa el conocimiento humano, sería la de sus arrepentemientos sucesivos y sus impotencias. [pág. 34]

Un hombre honrado se muere de risa con esa razón universal, práctica o moral, ese determinismo, esas categorías que lo explican todo. [pág. 36]

Este mundo en sí no es racional, es cuanto se puede decir. Pero lo que es absurdo es la confrontación de esa irracionalidad con el deseo profundo de claridad cuya llamada resuena en lo má hondo del hombre. Lo absurdo depende tanto del hombre como del mundo [Pág. 37]

Asi que, por tanto, avanzo la conclusión: Prudencia, Paciencia y Perseverancia. “… el desfase constante entre lo que nos imaginamos saber y lo que sabemos de veras,…” (Camus de nuevo).  Hasta Euclides fue superado, sin dejar de ser cierto.

Popper, Canetti y Demóstenes. Pistas del camino, señales en el fango, huellas que a duras penas vislumbras, avisos a navegantes y a los viajeros solitarios. Recordatorios sin ánimo de ofensa, sino de llamada de atención que queda a propio criterio valorar. Pura causalidad, o tal vez no.

Karl R. Popper

Decía en su libro “la sociedad abierta y sus enemigos” (1945) ¡GRANDE Popper!!, de su introducción, imaginad el resto (¡uf!):

¿Cabe esperar algo más que la irres­ponsable respuesta de un adivino cuando nos dirigimos a un hombre para interrogarlo acerca de lo que e! futuro depara a la humanidad?

El cuidadoso examen de esa cuestión me ha conducido al convencimien­to de que estas profecías históricas de largo alcance se hallan completamen­te fuera del radio de! método científico. El futuro depende de nosotros mis­mos y nosotros no dependemos de ninguna necesidad histórica. Existen, sin embargo, filosofías sociales de gran influencia que sostienen la opinión exac­tamente contraria.

A su juicio, la tarea general de la ciencia consiste en formular predicciones o, más bien, en mejorar nuestras predicciones cotidianas, colocándolas sobre una base más segura.

he tratado de rebatir esas pretensiones y de demostrar que, pese a su plausibilidad, se ba­san en una idea errónea del método de la ciencia, y especialmente, en el ol­vido de la distinción que debe realizarse entre una predicción científica y una profecía histórica.

Lo que sí debemos al método científico es la conciencia de nuestras limitaciones: no ofrecemos pruebas allí donde nada puede ser probado, ni pretendemos ser científicos donde todo lo que puede darse es, a lo sumo, un punto de vista personal. No tratamos tampoco de reemplazar los viejos sistemas filosófi­cos por otros nuevos, ni de agregar absolutamente nada a todos esos volúme­nes llenos de sabiduría, a esa metafísica de la historia y del destino que se estila en la actualidad. Procuramos, más bien, demostrar que esa sabiduría profética resulta perjudicial y que la metafísica de la historia obstaculiza la aplicación de los métodos rigurosos, aunque lentos, de la ciencia a los pro­blemas de la reforma social. Por último, procuramos demostrar que pode­mos convertirnos en artífices de nuestro propio destino si nos abstenemos de pretender pasar por profetas.

… el peligroso hábito del profetizar histórico, tan difundido entre nuestros rectores intelectuales, llena diversas funciones. Siempre resulta lisonjero pertenecer al círculo ín­timo de los iniciados y poseer la insólita facultad de predecir e! curso de la historia. Además, existe la tradición de que los guías intelectuales se hallan dotados de dichas facultades, y e! no poseerlas puede conducir a la pérdida del rango. Por otro lado, e! peligro de ser desenmascarados como charlata­nes es muy reducido, puesto que siempre estarán en condiciones de argüir que es posible efectuar predicciones de menor alcance; y los límites entre éstas y los oráculos no son rígidos.

 

Elias Canetti

Dice en su libro “Masa y poder” (1960), hablando de la masa lenta (uno de los tipos de masa)

A la masa lenta pertenece la lejania de la meta. Se avanza con gran tenacidad hacia una meta, que es inamovible, y en el camino se tiene que permanecer juntos. El camino es largo, los obstaculos desconocidos, los peligros amenazan por todos lados. No está permitida una descarga [disolverse] antes que haya alcanzado la meta.

Una tercera forma de masa lenta [hay otras dos] se nos aparece en todas aquellas formaciones que se refieren a una meta invisible e inalcanzable en esta vida. El más allá, en el que los bienaventurados esperan a todos aquellos que se han ganado un lugar allí, es una meta bien articulada y exclusiva de los creyentes. La ven clara y precisa ante sí, y no necesitan conformarse con un vago simbolo en vez de ella. La vida es como un camino de pregrino hacia allá, y entre ese más allá y ellos sólo se interpone la muerte. El camino no está señalado en detalle y es dificil de percibir con la mirada. Muchos se extravían y se pierden en él. Mal que bien, la esperanza en el más allá tiñe la vida de los creyentes hasta tal punto que se tiene el derecho a hablar de una masa lenta a la que pertenecen todos los adeptos a una creencia.

En la masa lenta se espera retardar el proceso que conduce a la descarga [disolverse], colocarlo a largo plazo. … Les importa conservar los adeptos que se han ganado. Para conservarlos y para ganar otros nuevos deben reunirse de tarde en tarde. Si durante esas asambleas se ha llegado a las descargas [disoluciones] violentas, estas deberán repetirse, y en lo posible, superarse en intensidad; menos se hace imprescindible una repeticion regular de las descargas si no quiere perderse la unidad de los creyentes…. las metas deben ganar significado en la lejania, las más cercanas deben perder cada vez más peso y parecer finalmente carentes de valor.

Reseñar las propiedades de la masa en general:

  1. La masa siempre quiere crecer.
  2. En el interior de la masa reina la igualdad.
  3. la masa ama la “densidad” [¡prietas las filas!].
  4. La masa necesita una dirección.

Y aquí, en el 4:

Está en movimiento y se mueve hacia algo. La dirección que es común a todos los componentes, intensifica el sentimiento de igualdad. Una meta, que está fuera de cada uno y que coincide en todos, sumerge las metas privadas, desiguales, que serían la muerte de la masa. Para su subsistencia la dirección es indispensable. El temor a desintegrarse, que siempre está vivo en ella, hace posible orientarla hacia objetivos cualesquiera. La masa existe mientras tenga una meta inalcanzada. Pero todavia hay en ella otra tendencia al movimiento que conduce a formaciones superiores o nuevas [o sea: dotarles de nuevos objetivos o algunos de corto plazo].

Demóstenes

Porque me da una rabia ver estas frases y pensar en el tiempo que tienen… joda!!

Captura de pantalla 2019-10-12 a las 13.58.19.png

2 comentarios sobre “señales para quien quiera verlas

Agrega el tuyo

  1. La frase de Demóstenes da juego en función del “sistema de referencia” que se quiera plantear, y considerando en alguna de sus traducciones (del griego al inglés y de ahí al español).
    Pero en principio y sin más comentario acerca de la frase, “LA” Verdad no existe (with cap). Platón nos ha hecho un flaco favor haciendo el planteamiento de que hay UN mundo IDEAL abstracto del cual se deriva todo, en el cual está todo puro e inmaculado, y del cual nosotros no vemos más que sombras (cierto en su parte final, pero no en origen [opinión]). Al menos así es como se entiende normalmente. Cierto que para determinados sistemas de referencia básicos y locales es necesaria, son las reglas del juego. Si no fuera así acabariamos todos locos. Y por ello mismo imagino que ha sido el pegamento que ha mantenido a la sociedad occidental (el vulgo) unida y avanzando (de aquella manera, pero acvanzando) en pos de los ideales inalcanzables.

    Por cierto que tener razón no es lo mismo que estar en posesion de la verdad. Piensese en ello. Pueden fallar tantas cosas en la cadena del “conocimiento”: mundo–>datos–>info–>conocimiento–>saber… que no hay más remedio que acabar siendo humildes (ignorancia sabia, no natural). El circulo se cierra, aunque en mi opinión es una espiral.

    Superado el relativismo por algunos, y a determinada edad (ese revolcón del siglo XX), no nos queda más remedio que convivir con él. La frase del poeta español sigue siendo ABSOLUTAMENTE válida y coherente con la “vida normal”: “Nada es verdad ni es mentira,…”, y mientras, la nave… va.

    Por cierto, que lo demás del post es muy interesante y merece ser leido y pensado (sin dar más pistas decir que es aplicable a “cosas” que suceden HOY dia). No por quién lo dice, sino por lo que se dice.

    Siento la perorata, pero ya metidos en harina, se fueron las manos. 🙂 pido disculpas.

  2. Lo más fácil en este mundo es el autoengaño; porque cada hombre cree lo que desea, aunque la realidad siempre es diferente.
    Yo me reconozco en esta frase. ¿Me ayuda a vivir, a sobrevivir, a ser feliz en mi ignorancia? ¿Tiene valor la verdad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑